Escritos sinsentidos
Fragmentos de El reino del espíritu y otros escritos


Inicio


Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [19] Sindicar categoría
Escritos [10] Sindicar categoría
Literatura infantil [3] Sindicar categoría

Archivo
Febrero 2014 [1]
Mayo 2012 [1]
Abril 2011 [1]
Febrero 2011 [1]
Agosto 2010 [1]
Mayo 2010 [2]
Enero 2010 [2]
Diciembre 2009 [1]
Noviembre 2009 [1]
Septiembre 2009 [1]
Agosto 2009 [1]
Julio 2009 [1]
Junio 2009 [1]
Abril 2009 [2]
Marzo 2009 [1]
Febrero 2009 [1]
Octubre 2008 [3]
Agosto 2008 [1]
Junio 2008 [1]
Mayo 2008 [1]
Abril 2008 [2]
Marzo 2008 [5]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


Las magas en la noche

Dicen las ‘Cartas de Urano’ que la luna es la loba del cielo; entonces estaba en celo, sola. Rutilaba hundida en el calor con su color ajado. Emérita tenía quince años y el largo cabello castaño recogido en la nuca, con los ojos brillantes que reflejaban cualquier claridad, mojaba los paños de las cruces del camposanto pidiendo lluvias usando sayales de telas finas que se le pegaban al cuerpo como si estuviesen aceitados. Aprendía de mamá todas las mancias pero únicamente ejercía la fascinación de esos grandes ojos castaños. Cualquier forma de poder le producía espanto. Secundina, mi madre, tenía un mapa astral que indicaba las conjunciones y enseñaba a Evencia –con un gonión que medía la luz de hielo sobre el llano en llamas de enero- que, como decía el compadre Ovidio, “mis goces son el principio de mi dolor”. *

Por Alejandro Maciel - 4 de Mayo, 2012, 2:53, Categoría: Escritos
Enlace Permanente | Referencias (0)




<<   Mayo 2012  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

 

Blog alojado en ZoomBlog.com